Toda la actualidad del Principito

Una nueva traducción de El Principito


El pasado mes de octubre se presentó en la Casa de Francia de México DF una nueva traducción de la gran obra de Saint-Exupéry.

Esta traducción al otomí, una lengua indígena mexicana, con el título Ra zi ts´unt´u dängandä, es de 2000 ejemplares, y va destinada a dos públicos muy distintos. Por un lado, los coleccionistas de las diferentes traducciones de la obra, y por el otro, el público indígena que habla el hñähñu, tal y como ellos mismos la denominan.

Verónica Kugel, que presentó el acto, explicó que el pueblo otomí es uno de los más antiguos de México y está compuesto por unos 300.000 hablantes que se encuentran principalmente en los estados centrales de Hidalgo, México, Guanajuato, Querétaro y Puebla.

Por su parte, el traductor de la obra, Raymundo Isidro Alavez,  aseguró que el mayor reto fue «describir los valores que transmite el autor», puesto que en una traducción literal al otomí se pierde el sentido. Algunos vocablos como asteroide, planeta o biombo no existen en hñähñu, por lo que el uno de los mayores esfuerzos, según el mismo traductor, fue encontrar nuevas palabras que permitieran identificar estos conceptos desconocidos en la lengua otomí. De este modo, él mismo afirma que leyó el libro varias veces para «sentir sus palabras y poderlas transmitir».

Pueden ver un video de la presentación aquí.