Los valores de una serie de animación

Poner al Principito al alcance de los niños, o los valores de una serie de animación 

La serie de animación del Principito ofrece una prolongación a los personajes del cuento de Saint-Exupéry. La llegada de nuevas aventuras del Principito permite volver a transmitir los mensajes de un libro leído en el mundo entero.

En el origen del proyecto se encuentran los herederos de Antoine de Saint-Exupéry, que han querido dar a conocer a los « niños del año 2000 » al Principito y su universo hecho de planetas por explorar…

¿Quién es el Principito de la serie?
Es simplemente el mismo Principito que dejamos volver al asteroide B612 junto a su rosa. Todos los niños de nuestra época tienen necesidad de un amigo como el Principito. Es un niño que ha aprendido a « ver con el corazón », que habla a las flores y a los animales. Utiliza su imaginación para diseñar y dar vida a objetos o a criaturas mágicas… Es un héroe positivo, que transmite valores como el pacifismo y el humanismo. Da esperanzas a quienes encuentra.

¿Por qué es el amigo ideal para los niños?
Porque es el camarada, o incluso el hermano grande con el que todo el mundo sueña, porque es paciente, tolerante y siempre atento a lo que le dicen los demás. Con el paso de los episodios no ha dejado de acudir a quienes se encuentran en dificultades y han sido a menudo engañados por las malévolas palabras de la serpiente. Pase lo que pase, el Principito es un amigo fiel con el cual podemos contar siempre.

« Los viajes forman a la juventud »
Cada uno de los 24 planetas visitados por el Principito constituye un universo en sí. Dominado a veces por un elemento o tema,.la representación de los planetas en la pantalla está cada vez cargada de poesía y parece salida directamente de laimaginación de un niño. Tal como el Principito, los niños no dejarán de contemplar estos mundos maravillosos.

Tal como la humanidad misma, los pueblos que encuentra el Principito tienen su propia apariencia y sus costumbres.La serie es un elogio a la diversidad y a las mezclas, que el Principito protege en cada episodio.

Pero lo más importante es que cada planeta encierra un mensaje importante destinado a los niños que acompañan al Principito: la importancia de la amistad, de los lazos familiares, de la tolerancia, de la lucha contra el individualismo y contra el miedo a los demás, o incluso la importancia de vivir y consumir de otra manera para cuidar su planeta.

Los personajes secundarios
El Principito y su zorro: ¡de a dos somos más fuertes!
El Principito y el zorro demuestran el valor de la amistad en cada episodio. Su dúo demuestra a los niños el valor de la amistad y de la complementariedad. Como todos los amigos, el Principito y el zorro se enfrenta a veces, para después reconciliarse mejor.

El Principito y su rosa: vínculos indestructibles
A pesar de su alejamiento del asteroide B612, el Principito escribe sin cesar a la rosa para contarle sus viajes y lo que ha aprendido. El Principito sueña con volver junto a su rosa, a quien ama por sobre todo. Los vínculos afectivos, la el apego, son temas preponderantes en la serie de
animación.

El Principito y la serpiente: todo los opone
La serpiente es lo contrario del Principito, es un ser malévolo y manipulador. Sus dos armas principales son las malas palabras que susurra en el oído de las personas mayores y sus ideas sombrías: seres maléficos que persiguen al Principito y asustan a los habitantes de los planetas. Frente a la serpiente el Principito nunca cede a sus provocaciones, y utiliza lo que tiene de mejor: su empatía y su voluntad de restablecer la armonía en el planeta que visita.

Más que un homenaje, un puente hacia el libro original

Los lazos con el libro son mútiples: para su viaje por el universo, el Principito utiliza el mismo avión que el piloto del libro. La correspondencia
entre el Principito y su rosa es un guiño de ojos a la correspondencia amorosa que Saint-Exupéry mantenía durante sus viajes con su esposa Consuelo. El autor del Principito comenzaba a menudo sus cartas con « Mi rosa ».Tal como en el libro, el Principito se demora para contemplar el universo que descubre. Por último, es gracias a la enseñanza del zorro (« Solo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos »)
que el Principito avanza en sus aventuras.

El Principito ha vuelto para llevar a los niños a viajes dignos de los más grandes cuentos de hadas. La serie del Principito marca el encuentro de los niños con un Principito que se les parece mucho.