Sobre las tablas


La primera adaptación teatral de El Principito se remonta al año 1963 en una puesta en escena de Raymond Jérôme en el Teatro de Mathurins, en Paris. Desde entonces se cuentan por cientos las adaptaciones teatrales en Francia y en el extranjero, entre espectáculos escolares, de aficionados y de compañías profesionales.

Algunas se mantienen en cartelera durante años, otras, entre las producciones francesas, han cruzado las fronteras y llegado a Japón, al continente americano, al mundo árabe y Africa. Al cumplirse los 60 años de la edición francesa, Virgil Tanase realizó en el Teatro Michel de París una nueva adaptación, que todavía se monta en Francia y en el extranjero.

Espectáculo musical (como el realizado en 2001 en París por Richard Cocciante o los realizados en Corea, Hong Kong y Estados Unidos), ópera (The Little Prince de Rachel Portman, Der Kleine Prinz de Nikolaus Schapfl) o ballet (El Principito, coreografía de Katarina Stojkov-Slijepcevic con música de Aleksandra Ðokic), El Principito seduce a todos los públicos en los cinco continentes

El espectáculo de Richard Cocciante

La ópera de Rachel Portman

Más recientemente, Francia ha podido gozar de nuevas adaptaciones. Sonia Petrovna montó un espectáculo que mezcla música, canto y ballet.

El director Stéphane Pezerat propone una visión fiel del texto original. ¡Tres niños de 7 a 10 años comparten como mínimo el papel del Principito!

Virgil Tanase

Nacido en 1945 en Galatzi, Rumania. Diplomado de la Facultad de Letras de Bucarest, del Instituto de Teatro y Cine de Bucarest y después de la Ecole des Hautes Etudes de París, sostuvo su tesis de tercer ciclo sobre la semiología de la puesta en escena, bajo la dirección de Roland Barthes.

Entre 1977 y 1993 trabaja como periodista en Actuel, Médias, l’Economie y Vendredi, como cronista radial en Free Europe y como encargado de misión en el departamento « Dramatiques » de France Culture. Desde 2001 es director del Centro Cultural Rumano de París.

Oficial de Artes y Letras, laureado con el premio de literatura de la Academia Rumana, ha publicado una decena de novelas, entre las cuales Portrait de homme à la faux dans un paysage marin (Flammarion, 1976), Le bal de la goélette du pirate aveugle (Gallimard, 1987) y Zoïa (Allfa 2001). El autor se encuentra particularmente en la escritura y en la dirección teatral, con textos como Le Paradis à l’amiable o A Noël après la Révolution. Ha adaptado para el teatro textos de Balzac, Louise Labé, Tchekhov o incluso Flaubert

Ha trabajado como director de teatro en Rumania, en particular en el Teatro Nacional de Bucarest, y en Francia (Teatro Renaud-Barrault, Teatro del Odéon). En 2001, Virgil Tanase recibió la difícil responsabilidad de adaptar El Principito al teatro. Después de una reescritura (el aviador arrastra una decepción sentimental) y de una reorganización de los encuentros del Principito, el espectáculo se presentó en el Teatro Michel y posteriormente en el Teatro de Champs-Elysées.

Richard Cocciante

Richard Cocciante nació el 20 de febrero de 1946 en Saigón, de padre italiano y madre francesa. Estudia piano y se apasiona tanto por la música clásica como por los blues y los Beatles. En la década de 1970 realiza varios álbumes que lo dan a conocer al público en general. Margherita conquista al público francés en 1978. Desde entonces, sus composiciones se cantan en italiano, francés, inglés y español.

Richard Cocciante trabaja con Luc Plamondon en la adaptación de Los Miserables, de Victor Hugo. Notre-Dame-de-Paris alcanza un enorme éxito en Francia y en el extranjero. En 2002, Richard Cocciante y Elisabeth Anaïs proponen en el Casino de Paris Le Petit Prince, un espectáculo musical con Daniel Lavoie en el papel del aviador y, en el del Principito, Jeff, un joven artista de 13 años.

Rachel Portman

Oriunda de Surrey (Inglaterra), Rachel Portman compone desde los 13 años. Cuando estudiante compuso la música de escena para las producciones teatrales y cinematográficas de sus compañeros. Al terminar sus estudios, continúa con su vocación y colabora con realizadores de cine y televisión, como Mike Leigh y Jim Henson.

En 1999 Rachel Portman recibe el Premio Anual al Joven Compositor y comienza a trabajar en Estados Unidos. Firma la banda original de varias películas de éxito, tales como Cuatro neoyorkinas (1992) de BeeBan Kidron, Al Buen cuidado del Doctor Kellog (1994) de Alan Parker, La Leyenda de Bagger Vance (2000) de Robert Redford o La Sonrisa de Mona Lisa (2003) de Mike Newell.

The Little Prince, en 2003, es la primera ópera de Rachel Portman, especialista en « melodías narrativas ».

Nikolaus Schapfl

Nikolaus Schapfl nació en 1963 en Munich. A los 14 años compone su primera partitura y algunos años más tarde se presenta en conciertos de piano como aficionado. Realiza estudios de ingeniería en Munich y paralelamente estudia composición y continúa ese aprendizaje en el Conservatorio de Nuremberg, en el de Salzburgo, donde obtiene en 1996 el premio Mozarteum, y en la Universidad de Música y Arte de Viena. Desarrolla una carrera como pianista y compositor, y su música alcanza reconocimiento internacional.

A los 6 años, Nikolaus Schapfl había recibido El Principito como regalo de un tío. Sin entender la complejidad del libro, quedó seducido por la rosa. Encuentra nuevamente el texto diez años después, cuando aprende francés. En 1990 se le ocurre la idea de una ópera. Comienza a esbozar las primeras melodías, convencido de que los personajes de Saint-Exupéry tienen la consistencia dramática suficiente para un espectáculo musical. La primera audición de la ópera El Principito tuvo lugar en Salzburgo en 1998, seguido de una serie de conciertos en Agay, en el Prinzregententheater de Munich y en el Castillo de Bluenbach de Salzburgo. La ópera de Nikolaus Schapfl se montó en el Teatro Estatal de Karlshrue el 25 de marzo de 2006, ante 2 500 espectadores, con ocasión de los 60 años de la publicación de El Principito en Francia, en una puesta en escena de Peer Boysen.