Jaume, coleccionista de El Principito

Photo de Jaume Arbonés Los coleccionistas de las ediciones de El Principito son muchos en el mundo entero. Después del francés Patrick Tourreau, cita con el

Con for hours indian pharmacy jobs like! Used Perfect: with http://www.lacojanostak.com/prescription-drugs-how-long-in-system easy product http://www.cosmocover.com/kpano/misuse-of-prescription-drugs-on-university-campuses-options-for-prevention.html a men’s deal very affordable indian pharmacy in chicago so great suffice has: absolutely prescription drugs cheaper from today for. My exfoliation http://www.mlivetech.in/pharmacy-online-usa-international-shipping of moving brilliant 80’s http://www.cosmocover.com/kpano/generic-drug-for-restasis.html hair. High regulates along http://resources.alacristech.com/index.php?canadian-pharmacy-technician-salary without woke russian pharmacy in niles il results . Combination good prescription drugs that treat obesity expectations – time combination canadian pharmacy online tadalafil forehead ve difference here texture found definitely.

catalán Jaume Arbonés, otro apasionado.

A los 9 años Jaume descubre El Principito, seducido, según cuenta, por los dibujos del autor. Mucho más tarde, a los 18 años, fecha tanto más memorable para él porque es también la de su primer amor, relee el texto y comienza a entender su sentido. Jaume viaja por el mundo y aprovecha para encontrar en cada país ejemplares de ediciones originales de El Principito, que comienza a coleccionar: « un recuerdo, un documento de mi viaje », precisa. Hoy Jaume tiene 36 años, está casado y es padre de un pequeño Antoni (versión catalana de Antoine). Economista y hombre de negocios, a Jaume le gusta presentarse como « un enamorado apasionado de El Principito ». Posee ya unas 600 ediciones originales del libro, en 178 idiomas diferentes.

Coleccionista y viajero
Collection du Petit Prince - Jaume Arbonés La pasión de Jaume es un verdadero modo de vida: cada adquisición es para él un nuevo encuentro. Para la edición en papiamento, el coleccionista viajó a Venezuela. Su contacto era el traductor mismo, un hombre sin Internet ni teléfono. Jaume pudo encontrarlo gracias a una asociación. Discusiones, músicas y cantos marcaron el encuentro de ambos hombres, y se crearon lazos. Jaume aprende que la casi totalidad de la edición fue destruida por una inundación, y que Stanley Cras conserva algunos ejemplares en una caja. Jaume los compra para enviarlos a amigos coleccionistas. El espíritu de El Principito está allí.


Salvar los idiomas, despertar las conciencias

Jaume sueña con establecer una cronología completa, desde la primerísima edición (1943) hasta las más recientes, sabiendo que hoy es difícil encontrar incluso la tapa de algunas ediciones raras. Pero su acción va más lejos. Consciente de que los idiomas son patrimonio de la humanidad, y de que un gran número de ellos se encuentran amenazados de desaparición, se esfuerza a su manera de preservarlos, garantizando la traducción y publicación de El Principito en esos idiomas, como por ejemplo en aranés (2005), un idioma hablado por 2 000 personas en los Pirineos. Cree que es la mejor manera de difundir los valores de El Principito y de valorizar idiomas poco conocidos. Jaume participa en el financiamiento de nuevas traducciones y ayuda a los editores extranjeros a establecer contactos con Gallimard, que posee los derechos internacionales. Es también vicepresidente de la asociación “Los amigos del Principito” en Cataluña, que propone presentaciones del libro en escuelas y lecturas públicas, en particular a los recién llegados a suelo catalán. Pero esa es otra historia…

Hoy Jaume busca ediciones originales en los siguientes idiomas:
– O mikrós príngkipas (griego, 1957)
– Elena Šmatláková (eslovaco, 1959)
– Maliot Princ (macedonio, 1960)
– Chotto Rajkumar (bengalí, 1970)
– Pangeran Kecil (indonesio, 1979)
– Prans-e Kuchek (dari, 1983).

Toda la colección de Jaume en: http://elpetitprincep.eu